El equipo directivo se plantea desarrollar esta visión teniendo presente que el trabajo en equipo y la colaboración de todos los que formamos parte en la organización son fundamentales para su buena marcha, y que el diálogo y la comunicación entre los miembros que la componen debe ser siempre directo y fluido en todas direcciones, intentando así lograr un buen clima de trabajo en el que impere el respeto por uno mismo y para con los demás, de modo que consigamos crear un sentimiento de pertenencia al centro.

En este sentido, pretendemos fomentar la relación entre los distintos integrantes de la comunidad educativa, mediante la participación de todos los colectivos, consensuando las decisiones sobre aspectos que nos afectan a todos y resolviendo los conflictos desde la pedagogía del respeto hacia los demás y el aprendizaje y servicio. Aprovechando cada momento como una ocasión para aprender a convivir.

Es por ello que la dirección del centro se presenta como un equipo flexible, abierto y accesible a todos, muy receptivo a las propuestas e ideas innovadoras, a la mejora del proceso de enseñanza aprendizaje, a la cultura de la integración y a las sugerencias y aportaciones de toda la Comunidad sobre cualquier aspecto de la vida del centro. Con una actitud de superación y de mejora continua, la dirección apuesta por una cultura propia que haga hincapié en el esfuerzo, la solidaridad y la responsabilidad, a la vez que facilite el desarrollo de las habilidades personales y profesionales tanto de alumnos como profesores

Ciclos Educativos